Navegacion









Con Propósito

Debes entender que tú no naciste por casualidad, viniste al mundo con un propósito preparado por Dios. Por tanto, no puedes permitir que la casualidad gobierne en tu mente, porque la misma no te permitirá extenderte hasta el propósito de Dios en tu vida… ¡No Es Por Casualidad, Sino Con Propósito!