Navegacion









Misión Y Visión

Nuestra Misión

Es nuestra misión una totalmente bíblica "y todo lo que hacemos, lo hacemos de corazón, como para el Señor y no para los hombres..."  (Colosenses 3:23), siguiendo los preceptos establecidos por Dios en su palabra que dice: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura…”  (Mr. 16:15). Para mantener muy en claro la misión que se nos ha sido encomendada el Señor dejo dicho en Isaías 61:1-2; “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados…”.

 

Nuestra Visión

Es nuestra visión, el predicar y alcanzar a los no alcanzados pregonando el evangelio de Jesucristo a todos los pueblos, naciones y lenguas, con manifestación del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios como dijo el Apóstol Pablo en 1 Corintios 2:4.

Se nos dejo establecido que como Hijos De Dios tenemos que tener una visión amplia en cuanto a lo que tenemos que hacer cuando se nos dijo que "recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra..."  (Hechos 1:8), al parecer muchos han perdido la perspectiva de lo que se nos encomendó hacer, pero ahora más que nunca hay que "...alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega..."  (Juan 4:35). "A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos..."  (Mateo 9:37). Abramos nuestros ojos y ampliemos nuestra visión, hay un mundo que nos espera.

 

Nuestro Compromiso

Es y será nuestro deber, que en todo lo que hagamos sea Cristo Glorificado porque el ha dicho en su palabra; "Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas..."  (Isaías 42:8) ¡A DIOS SEA TODA LA GLORIA!

Como siervos de Dios en este último tiempo que vivimos en donde el evangelio de Cristo se ha comercializado, queremos dejar claro que nuestro ministerio mantiene un firme compromiso con Dios y su palabra, aunque entendemos que el costo de vida es altísimo hoy y que está estipulado en la palabra que el obrero es digno de su salario, nosotros no estamos llamados a someterles al pueblo lo que hoy llaman muchos “REQUISITOS MINISTERIALES” en donde muchos hacen exigencias económicas y materiales para poder ir a ministrar la palabra de Dios. Creemos que el pueblo de Dios conoce su deber con cada ministro que es invitado y nosotros conocemos cual es nuestro deber.

 

Unidos Podemos Mucho

Interceda por nosotros para que como Jabes podamos practicar y decir: “¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me librara de mal, PARA QUE NO ME DAÑE!”  (1 Cr. 4:10).

“Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señoar nos abra puertas para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo,… para que lo manifieste como debo hablar…”  (Col. 4:3-4).

¡ADELANTE SIEMPRE ADELANTE!