Navegacion









Es Mejor Precaver, Que Tener Que Lamentar

"No descuides el don que hay en ti..." (1 Timoteo 4:14)


En el día de hoy mientras me encontraba retirado con el Señor, meditaba en el descuido de la responsabilidad que tenemos para con Dios hoy, en especialidad el hecho de que ya no se ayuna con frecuencia, no se ora y mucho menos hay interesen la palabra.

Las capacidades y las aptitudes que Dios nos ha proporcionado deben ser desarolladas merced a un duro y persistente trabajo. Los dones y talentos que el Creador nos ha confiado, a unos cinco, a otros dos o uno solo, han de ser acrecentados en el sometimiento a Dios. El Señor nos tiene por responsables del uso que hagamos de los dones que tenemos, y nos llamará a cuenta por la negligencia que incurramos.

El apóstol Pablo escribía a su joven discípulo Timoteo y le decía: "Ocupate en la lectura, la exhortación y la enseñanza...". "No descuides el don que hay en ti...". "Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas; para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos..." (1 Timoteo 4:13-15).

¿Cuál es el don que el Creador ha puesto en nuestras manos? Cualquiera que sea, no podemos descuidarlo, hay que desarollarlo bajo la unción del Espíritu Santo para ser de utilidad a la iglesia y a nuestros semejantes.

Hoy te invito a meditar, ya que "Es mejor precaver, que tener que lamentar", porque si hay algo de lo cual se nos exigirá una estricta cuenta es el aprovechamiento de nuestro tiempo, puesto que este es el mayor y mas universal de todos los dones. Todos lo poseen. Su valor sobrepuja todo computo.

El tiempo perdido jamás se recupera. No podemos retroceder un solo instante. Volvamos a nuestras primeras obras, sin descuidar el don que hay en ti y hagamos todo lo que nos viniere a la mano hacer, para la Gloria del Señor.

En esta semana me escribio un joven desde Madrid, España, diciendo: "hermano ayudeme a orar y deme un consejo; la internet es una bendición, pero me he descuidado, paso 10 y 12 horas al día en mi computadora, y no tengo fuerzas para orar y mucho menos para ir a la iglesia, yo no era así antes de tener el internet..." El no solo tiene este problema, quizas usted tambien lo este pasando y no tiene la valentia para admitirlo, pero recuerda Dios te dice hoy; "Es Mejor Precaver, Que Tener Que Lamentar", por cuanto el Señor te ama, te da la voz de alerta.

Repite esta oración; "Padre, perdoname, reconozco que me he descuidado, dame la fortaleza para volver a cumplir con mi deber, apartir de hoy espero no descuidar lo que tu me haz dado, en el nombre de Jesús, amén y amén.

Queremos seguir orando por ti escribenos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
¡DIOS TE BENDIGA Y TE GUARDE!