Navegacion









Estadísticas que preocupan

La verdad es que si usted es cristiano y no observa o da lectura a los medios noticiosos, le recomiendo que lo empiece hacer desde ya. Aunque tenemos el más refrescante noticiero cuando escudriñamos las escrituras, los medios de noticias nos confirman las cosas escritas en la biblia.

En nuestra isla de Puerto Rico en las últimas semanas se han estado revelando estadísticas que nos llevan a preocuparnos no tan solo por la derogación del artículo 103, sino también por los adictos, alcohólicos, adolescentes y deambulantes.

En Puerto Rico según las estadísticas del último censo, existe una población cercana a los 4 millones de residentes (3,808,610), en abril de 1998, se publicó un estudio que reveló que entre los estudiantes de quinto grado, el 30.1% ha probado alcohol alguna vez, y entre los estudiantes de sexto grado, el 38.5% ha probado alcohol en algún momento de su vida, según estudios que se llevan a diarios estas cifras van en un aumento agigantado.

También se dice que de unos 15,000 confinados, 7,500 han arrojado positivo en la prueba de Hepatitis “C” y de los cuales 162 solo están en tratamiento.

Conforme al Programa de Madres, Niños y Adolescentes en la Región Sur del Departamento de Educación, cada dos horas en Puerto Rico quedan embarazadas 2.5 niñas las cuales tienen hoy el 75% de los apartamentos de los residenciales públicos ocupados siendo madres solteras de un bajo nivel escolar.

A pesar de que en estos días la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) notificó a los medios de noticias que el Programa de Alcance Comunitario había impactado o rescatado a unos 600 deambulantes que han aceptado voluntariamente sus servicios. Por otro lado anunciaron la semana pasada; que ni el Gobierno de Puerto Rico ni las entidades privadas que brindan servicios a personas con problemas de alcohol, tienen la capacidad para atender a esa población.

Se estima en más de 100,000 las personas que tienen problemas con el uso de alcohol y que hay unos 10,500 jóvenes que ya reúnen unos criterios de diagnósticos que requieren tratamiento por consumo de alcohol, los cuales si en algún momento eligieran solicitar servicio, en Puerto Rico no hay capacidad para atenderlos.

Pone el sello a esta situación preocupante el resultado de un estudio llamado la “Necesidad de Tratamiento” realizado por la Universidad Central del Caribe revelando que el 7.1% de los residentes del país son dependientes al alcohol y a las drogas.

Aproximadamente 178,413 adictos hay en la isla, de los cuales 104,124 son alcohólicos y el resto drogadictos.

Estas estadísticas que hoy nos sorprenden nos obligan a como Nehemias y como Daniel a interceder cada día mas por nuestro pueblo, para que la misericordia de Dios se amplíe sobre nuestro Puerto Rico y gimamos en el espíritu por nuestros niños, por nuestros jóvenes, por nuestros hombres, por nuestras mujeres, por nuestros ancianos y por todo el mundo en general.

Lo único que puede cambiar todas estadísticas no son los cambios en las administraciones políticas, ni los aumentos en los programas que a la larga se han probado que no funcionan o quedan inoperantes, solo en el Cristo de la Gloria puede hacer volver el Puerto Rico de antes, porque claro esta establecido; “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra…” (2 Crónicas 7:14).

De lo contrario estas estadísticas las veremos dentro de poco mas alarmantes aun porque “La justicia engrandece la nación; Mas el pecado es afrenta de las naciones…” (Proverbios 14:34).

Por: Evang. Julio M. Delgado
(www.inspiracioncelestial.com)