Navegacion









Lo Que Pienso

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad…” (Filipenses 4:8)

 

En una ocasión escuche a una persona decir que en cierta manera, los seres humanos son inferiores a los animales. Yo he visto hombres increíblemente fuertes, pero ninguno tan fuerte como un buey. Los hombres pueden correr 10 metros en menos de 10 segundos, pero eso no se compara siquiera con la velocidad de un leopardo. Hay personas que tienen un sentido sobrenatural de la orientación, pero ni siquiera ellos pueden explicar cómo las golondrinas emigrantes pueden regresar al mismo lugar año tras año sin errar.

 

Sí, algunos animales son inteligentes, pero ninguno puede pensar como pensamos nosotros. No hay animal que haya podido haber desarollado la increíble sociedad de hoy con todos sus avance médicos y tecnológicos.

 

La capacidad única que tiene el ser humano de pensar le permite concebir pensamientos acerca de Dios y la eternidad. El famoso poeta estadounidense Walt Whitman consideraba esto perturbador. Dijo que a menudo envidiaba al ganado que pastaba contento en un prado, porque nunca se preocupa ni tiene pensamiento perturbadores.

 

Como cristianos sabemos que la capacidad de pensar es un don dado por Dios. Pero es triste decir que podemos usarla mal con pensamientos vulgares y malvados. Pablo nos dijo que meditarámos en lo que fuera verdadero, honesto, justo, puro, amable, de buen nombre y digno de alabanza (Filipenses 4:8).

 

Señor, ayúdanos a controlar nuestros pensamientos a solo pensar y meditar en tu palabra, y en las grandezas de la misma para asi poder ser mas utiles en tu obra, en el nombre de Jesús tu hijo amado, Amén, Amén.