Navegacion









¿Quien Te Dejo Caer?

“(Mefi-boset)... tenía cinco años de edad cuando llegó de Jezreel la noticia de la muerte de Saúl y de Jonatán, y su nodriza le tomó y huyó; y mientras iba huyendo apresuradamente, se le cayó el niño y quedó cojo...” (2 Samuel 4:4)

La biblia nos dice que en el mismo día en que Mefi-boset perdió a su padre y a su abuelo, su nodriza lo hizo caer y lo invalidó de por vida, algo le sucedió a este hombre cuando era niño de lo cual no se repuso jamás ¡Alguien lo hizo caer!

Mientras otros niños salían a jugar, Mefi-boset no podía moverse. Mientras otros niños trepaban a los árboles, él tenía que quedarse en casa. ¿Que daño le ocasionó esta situación a su autoestima, a sus emociones, a su autocomprensión? Me imagino que diferentes pensamientos comenzaron a ulcerar como un hongo su mente. ¡Y todo debido al torpe error de una nodriza apurada que lo privó de las experiencias naturales del desarrollo.

El rey ordenó que Mefi-boset fuese traído desde Lodebar, "el lugar de incomunicación" a Jerusalén, "la posesión de paz". Aunque Lodebar parecía estar fuera de su mente, dentro de este hombre sufriente vivía un niño sufriente.

Mefi-boset es uno de los pocos personajes de la biblia que nunca fueron sanados. El sufrio toda su vida. Estuvo herido toda su vida. La verdad es que algunas heridas permanecen con nosotros toda nuestra vida. Podemos ser siempre más necesitados, más frágiles, más dependientes y más vulnerables que otras personas debido a que hemos sufrido un serio daño.

Hay un sin numero de personas paraliticas como Mefi-boset, porque han sido violados, sodomisados, maltratados, abusados, engañados, torturados y mas aún abandonados en el momento que han fallado. No llores más, hoy es el día de recuperarte de tu paralisis, es día de decir a dios a tu pasado, Dios te ha llamado del lugar de incomunicación a la posesión de paz, recibela en el nombre de Jesús.

Repite esta oración conmigo; "Padre en esta hora te pido que me sanes del recuerdo del pasado que me atormenta, en esta hora por tu palabra recibo de ti Señor un barsamo que me hace sentir tu paz y tu amor, gracias Señor por que como José puedo decir; "Dios me hizo olvidar", gracias por tu amor y comprensión en el nombre de Jesús, Amén..."

Dios te bendiga y te guarde, "Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros..." (1 Pedro 5:7).